Los espolones en el Perro de Presa Canario

 

     Acerca de esta cuestión escribí en el pasado, por considerarlo de capital importancia. En otras razas caninas la presencia de espolones se considera defecto –en la mayoría- en otras –minoría- no. Los espolones en los mastines españoles son como un sello de identidad, lo cual no significa que algún que otro ejemplar no los tenga. Lo mismo podemos decir del Perro de Ganado Majorero. Los espolones, dobles incluso, en las extremidades posteriores eran –y siguen siendo– un signo de pureza racial, que van desapareciendo en la medida que la raza va dejando de ser tal por el mestizaje con otros canes.

     Bien, en el Estándar del Perro de Presa Canario, en el apartado ORÍGENES Y DIFUSIÓN DE LA RAZA, leemos, << En su evolución, lo que podríamos considerar el perro de presa canario moderno, se perfila desde el punto de vista racial con influencia del Perro de Ganado Majorero, que es el que le confiere esa característica tan peculiar que hace que el Perro de Presa Canario se diferencie de las restantes razas molosoides >>.

     En Canarias siempre hemos dado por cierta esa aseveración. Pero la realidad es muy otra. La inmensa mayoría de los perros tipo presa que se crían en Canarias, y por difusión en el resto del mundo, nada tienen que ver con el Perro Majorero. Tienen que ver, sí, con muchas otras razas caninas, menos con el can oriundo de Fuerteventura. Por tal motivo la inmensa mayoría de los perros de presa canarios, lo mismo que los dogos canarios, nacen sin espolones. Pero, cuidado, no consideremos defectuosos a aquellos que nacen con espolones. En realidad esa peculiaridad nos está diciendo que por las venas de esos ejemplares circula sangre del antiguo, rústico, can majorero.

     Es de sobras conocido que por las venas de mis perros de presa corre sangre de dicho can, y por tal motivo algunos de los presas que nacen en IREMA CURTÓ KENNELS, y se venden, tienen espolones.

     El problema no lo veo en los espolones, característica racial heredado del Perro de Ganado Majorero, sino la ausencia de este can en el moloso canario.

Manuel Curtó Tenerife, 11 de diciembre de 2014

Email this to someoneShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook